Menu

—¿Cómo se hace un sitio web?

Esa tarde Sebi me hizo una pregunta con infinidad de respuestas posibles.

—¿Para qué querés saber?

—Quiero hacer mi propio sitio de Naturales, es una forma de estudiar, mientras hago el sitio voy leyendo y viendo las fotos. Además puedo escribir lo que quiera porque sería mi sitio, ¿no?

Trate de explicarle que no era fácil, que a diferencia de los blogs que habíamos armado juntos, para hacer un sitio hacía falta usar programas complicados para su edad, y entender un poco de programación…

—¿Que programa?

—No importa, pueden ser varios.

—¿Y vos cuál sabés usar mejor?

—Uno que se llama Dreamweaver.

—¿Lo tenemos en esta máquina?

—Creo que sí.

Y ahí fue Sebi, a buscar el Dreamweaver y abrirlo.

—¿Y ahora?

—Y ahora es un quilombo, no sé por dónde empezar a explicarte…

—¿Qué es esto que dice Templates?

—Son como plantillas de diseños ya hechos con textos de mentira, que podés reemplazar por los tuyos.

—¿O sea que si elijo un diseño que me guste lo puedo usar para armar mi sitio?

—Así es…

—Me gusta este. ¿Me ayudás a empezar?

—No, Sebi, ¡estoy cansado!

Realmente no comprendía cómo él no estaba cansado. Corría el mes de mayo, Sebi venía de tres meses de radioterapia, visitando varios médicos semanalmente, además de distintos terapeutas alternativos.

Al día siguiente llegué a casa alrededor de las 19.

—¡Vení, papá, fijate cómo voy!

Sin que le hubiera explicado nada, Sebi ya había armado su página inicial del sitio de ciencias naturales que tenía en la cabeza.

—¿Qué son todas estas letras que se escriben de esta mitad de la pantalla cuando agrego cosas?

—Eso es la parte de programación. Por ejemplo, cuando ponés una palabra en negrita, le agregas estas etiquetas que dicen strong. El programa te permite hacer las cosas sin programar, pero es la programación, lo que está por detrás, lo que realmente cuenta: es el idioma de la web, que el Explorer traduce en dibujitos y colores.

Después de unos días en los que parecía haber abandonado su obsesión por ese sitio web, me llama con su característico “¡papaaaaá!”

—¿Qué te parece como está quedando mi sitio?

Ya había hecho varias páginas, las había enlazado entre sí, incorporó imágenes, títulos…

—Me encanta, Sebi, está quedando genial, solo veo que tiene muchas faltas de ortografía y que le falta un poco de movimiento.

Lo de las faltas de ortografía ni lo registró, fiel a su estilo, es como si esas palabras jamás hubieran existido, pero lo de un poco de movimiento le quedó retumbando.

—¿Y cómo hago para hacer algo en movimiento?

—Depende que quieras mostrar.

—Las diferentes fases de la luna -me interrumpe-, todo en el mismo cuadradito.

Se puso a escanear las cuatro fotos que quería mostrar, y juntos hicimos una animación muy básica.

Hoy veo el sitio y me llena de orgullo, hasta me conmueven sus faltas de ortografía, tan de él como no podrían ser de ningún otro.

Pueden leerse textos como:

“En la vida no todo es un solo componente, sino que esta formado por mas de uno.

Las mesclas las se separan en heterogenas y homogeneas o solucion”.

Cuando consideró que ya estaba para mostrarlo, mandó un email a sus amigos y conocidos, que decía así:

 

From: sebige@hotmail.com
To: grinbergmario@hotmail.com
Subject: Mi sitio de Ciencias
Date: Sat, 24 May 2008 03:10:04 +0200

Ahora pueden ver mi sitio en http://www.killiweb.com.ar/naturales/index.html

En la parte de La Luna tiene una animación y varias imágenes.

Espero que les guste.

Sebi

 

No sé a qué se hubiera dedicado Sebi en su vida laboral, aunque sentía una gran empatía con lo que yo hago, y me encantaba que así fuera. De todos modos, iba a ser un tipo exitoso por prepotencia, un insistidor incansable, un cabeza dura adorable.

 

PD: El sitio se puede ver en www.sebastiangrinberg.com.ar/naturales